Mirada en ristre

Mi espacio para hablar de aquello que observamos a diario y nos asombra todavía

Una secretaria eficiente puede ser noticia

1 comentario


Después de contrariedades cotidianas, esas que encuentras al doblar de cada esquina, un sencillo dolor de cabeza de un periodista puede multiplicarse cuando la nueva tarea es coordinar una entrevista con un dirigente que casi seguro no hallarás en la oficina. Entonces la encomienda se hace mucho más difícil porque tendrás que luchar contra una muralla china: una secretaria que casi nunca tiene una respuesta acertada sobre la agenda diaria de su jefe, que desconoce el horario de su regreso y que rara vez anota con exactitud la información que debe hacer llegar al superior.

Pensando en todos estos inconvenientes que podría enfrentar, no tenía opción. Necesitaba coordinar una cobertura reporteril que dependía totalmente de la entrevista de un “cuadro administrativo”.

Con desanimo marqué el teléfono. A los dos timbrazos, del otro lado alguien me saludó con cortesía. (algo poco común), El diálogo fue ameno y respetuoso. Sin pedírselo me informó que su jefe estaría fuera de la empresa gran parte del día porque estaba de recorrido por diferentes unidades productivas. Me pidió algún número donde podría llamarme para poder dar respuesta a mi pedido.

No puedo negar que aunque advertí un trato diferente de la “compañera”, supuse que como en muchas ocasiones mi misión había sido un chasco, que no tendría un final feliz.

Después de una agotadora jornada laboral me fui a casa. Terminando mis quehaceres domésticos pasadas las ocho de la noche recibí una llamada.

Me dijo-Soy Lourdes, disculpa que te moleste a esta hora…pero ya todo está listo para que puedas hacer tu reportaje, mi jefe puede recibirte en la fecha acordada. Me deshice en agradecimientos y al colgar quedé estupefacta, nunca antes había tenido tal experiencia.

El día de la entrevista sentía más necesidad de hablar con ella que con quien me daría la información que necesitaba. Nos saludamos como si nos conociéramos desde siempre. Era una señora de ojos azules que sobrepasaba los 60 años. Me contó que ya podría estar jubilada pero que le gustaba su oficio. Juntas degustamos un café que amablemente me ofreció. Le elogié su labor una y otra vez. Luego lo hice frente a su director. Quizá la empresa no logre sus compromisos productivos, tal vez en mi agenda copié datos de los que no estoy convencida…sin embargo como pocas veces salí satisfecha. Había encontrado a una sencilla mujer que conquistó mi confianza…que me alentó a seguir creyendo en el mejoramiento humano; la mejor noticia de mis últimos años: una secretaria eficiente.

Anuncios

Autor: Damaris Leyva

Duermo despierta. Mis ojos se cierran pero las pupilas reúsan el sueño en busca de descubrir pequeñeces humanas que sorprenden y a veces hasta duelen por el solo hecho de la mirada ausente. Observo con agudeza nimiedades que se agigantan y preocupan a mi gente. Aguzo el sentido con clarividencia para acercarme a la verdad y a la justicia. Soy defensora de la victoria humana, pretendo con mis ideas atraer un ángel que frene dientes con necesidad de morder, gargantas con sed fatídica y puños coléricos. Disfruto mi insomnio porque los ojos se hacen más brillantes cuando se multiplican para bien de todos.

Un pensamiento en “Una secretaria eficiente puede ser noticia

  1. Hola Damaris:

    Con gran placer leo tu blog regularmente así como de otros colegas de RCM y Perlavisión. ¿Por qué será? Bueno, en mi caso creo que es una mezcla de oficio y placer, pero más la necesidad de “huzmear” sobre lo que pasa en mi ciudad y con mi gente. “Una secretaria eficiente” me parece un excelente trabajo con el cual despedir el año. Deja el sabor de la verdadera civilidad cubana, la honestidad y la integridad profesional.

    Esa señora puede retirarse mañana, pero jamás lo hará de su alma la bondad que la desborda. Dondequiera que esté (en casa con sus hijos o nietos, haciendo mandados o remendando alguna pieza de vestir) esparcirá su atmósfera de amor. Eso fue lo que experimentaste por teléfono y después validaste en persona. ¡Formidable! Una sonrisa sincera, un apretón de manos, un beso de Jesús -que no de Judas- o un abrazo, es extremadamente apreciado. Bebamos todos de ese espiritu gentil y conciliador que tanto nos hace crecer en este nuevo 2014.

    Felicidades y salud para ti y tu familia!

    Afectuosamente,
    Luis Miguel Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s