Mirada en ristre

Mi espacio para hablar de aquello que observamos a diario y nos asombra todavía

Del Periodismo y sus demonios

Deja un comentario


Del Periodismo y sus demonios, la periodista en su trabajo diarioLa mayoría de los periodistas cubanos le debemos nuestro oficio al triunfo revolucionario. En otro sistema, quizás, por nuestras raíces humildes, muchos no ejerceríamos esta profesión que al decir de Martí tiene la “altísima misión de explicar, fundamentar e investigar las graves necesidades que acontecen en el país donde se vive”.

Una tarea social que parecería fácil si por temor a errar o a buscarnos problemas nos conformáramos con informar ligera y frívolamente cada acontecimiento que encontremos a nuestro paso o peor aún que nos apeguemos solo a las rimbombancias, retóricas y loas, convirtiéndonos en periodistas planos, intranscendentes y faltos de sello propio.

Para suerte nuestra el periodismo revolucionario de estos tiempos exige mucho más. Tenemos que evitar a toda costa caer en el sensacionalismo, la superficialidad y la chabacanería, tendencias propias del Capitalismo, que no debemos de imitar nunca. Sabemos que nuestro proyecto social cubano es único en el mundo pero no por ello es invulnerable a errores o negligencias, así nos lo ha hecho saber nuestro líder histórico Fidel Castro en un concepto magistral “Revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado, es defender valores al precio de cualquier sacrificio, es no mentir jamás”. He aquí nuestro papel fundamental y,  por ende,  el más difícil. La prensa debe ser permanente examen y censura, para tantear la obra de quienes administran los bienes del pueblo. Es nuestro deber señalar y presentar bien estudiadas las cuestiones que preocupan en la nación, en el territorio, en el barrio y en la cuadra donde vivimos.

En uno de sus discursos nuestro Comandante en Jefe expresó: “prefiero los inconvenientes de las equivocaciones a los inconvenientes del silencio, creo en la vergüenza de los hombres por eso creo en la crítica”. Pero lamentablemente hoy no todos los cuadros políticos y administrativos de nuestro país están preparados para asumir su responsabilidad cuando de crítica se trata, eso bien lo sabemos los periodistas cubanos.

¿Habrá justificaciones para que una fuente informativa se ausente o prolongue su presencia ante un medio de prensa que necesita respuestas para investigar una polémica social?

¿Por qué en muchas ocasiones autoridades y funcionarios  de organismos estatales se arrogan la facultad de decidir sobre la conveniencia de que se divulguen o no informaciones no secretas y que tienen verdadero interés público?

¿Por qué se hace común encontrar lugares donde ha sido prohibido o se hace muy difícil el acceso de la prensa?

Por otro lado resulta injustificable  la falta de atención de  algunas instituciones estatales  a las cartas  con quejas del pueblo que son publicadas en la prensa plana,  a las que  muchas veces no se les da respuesta o se hace de manera superficial.

Para emprender la solución de estos problemas que no son nuevos y elevar la eficacia del trabajo de la prensa el Buró Político del Partido Comunista de Cuba en el 2007 aprobó lineamientos en un folleto oficial donde se exigía a los funcionarios de todas las instancias el estricto cumplimiento de la política trazada. Entonces hay que lamentarse doblemente, pues fueron orientaciones incumplidas en muchos de nuestros organismos. Estamos a las puertas del Noveno Congreso de Los periodistas Cubanos, ojalá en alguna de sus sesiones de trabajo se exija con MAYÚSCULA el respeto de este documento, o tal ves se reclame sanciones a quienes desde hace más de 5 años hacen caso omiso a un manuscrito legal, engavetado por conveniencia propia o falta de importancia.

Algo si tenemos claros quienes verdaderamente amamos esta profesión “La prensa no puede ser siempre aprobación bondadosa” porque el ser humano es el principal protagonista de una sociedad y no es perfecto. Es un ejercicio que exige ser leal y sincero. Nos toca examinar, establecer y cimentar valores. Solo así el periodismo será espejo fiel de la sociedad y quienes lo ejercen cronistas del momento histórico vivido.

Anuncios

Autor: Damaris Leyva

Duermo despierta. Mis ojos se cierran pero las pupilas reúsan el sueño en busca de descubrir pequeñeces humanas que sorprenden y a veces hasta duelen por el solo hecho de la mirada ausente. Observo con agudeza nimiedades que se agigantan y preocupan a mi gente. Aguzo el sentido con clarividencia para acercarme a la verdad y a la justicia. Soy defensora de la victoria humana, pretendo con mis ideas atraer un ángel que frene dientes con necesidad de morder, gargantas con sed fatídica y puños coléricos. Disfruto mi insomnio porque los ojos se hacen más brillantes cuando se multiplican para bien de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s